Impregnación

¿Cómo cuidar la madera?

La madera es un recurso renovable y como material orgánico es susceptible de recibir las manifestaciones de los agentes climáticos, ambientales y biológicos.

La degradación de la madera proveniente de los ataques de organismos biológicos destructores como pueden ser los hongos y los insectos xilófonos pueden afectar ciertos sectores de la madera y destruir las células que la componen, influyendo negativamente en las propiedades fisico-mecánicas y químicas, reduciendo o anulando su resistencia.

Los procesos de conservación de la madera aseguran un uso eficiente y económico del material y existen diferentes tipos de aplicaciones para protegerla.

La preservación de la madera consiste en la introducción, en términos generales y por medio de diferentes métodos, de productos químicos que aumentan su resistencia frente a los agentes que la afectan, aumentando considerablemente su durabilidad. El eficaz control de calidad determinará el éxito en la preservación y garantizará una larga vida útil de la madera tratada.

Para poder aplicar el tratamiento, se debe hacer una inspección del material como ser especie, dimensiones, presencia de nudos, rajaduras, ataque de hongos e insectos; de acuerdo a normas de preservación, se observará también el corte, el diámetro, perforaciones cortes y marcas. El contenido de humedad debe ser el más apropiado para poder alcanzar el porcentaje adecuado de protección.

A diferencia del tratamiento por Inmersión, comúnmente llamado “curado”, donde se sumerge la madera en un baño líquido antiséptico durante un período determinado, la impregnación es un tratamiento dotado de mucha mayor eficacia. Preservar la madera con C.C.A, consiste en introducir, dentro de la estructura de la madera, una sustancia química que le confiere una durabilidad adquirida igual o mayor una madera de las especies durables sin tratar. Este método es una tendencia de mercado que exige productos de bajo costo, mínimo mantenimiento y prolongado servicio.

La IMPREGNACIÓN no es lo mismo que el CURADO, el primero es un proceso mucho más eficaz, incluso actúa como retardante en caso de incendio.

El control de calidad comprende todas las actividades que se puedan realizar para obtener un producto económico y útil para satisfacer los requerimientos del consumidor. Lo importante es que la madera esté impregnada con las retenciones necesarias para su uso, para eso Impresell S.R.L toma muestras de la impregnación que son enviadas a medir por personal capacitado, entregándose finalmente un Certificado de Control de Calidad de la materia prima, donde quedarán reflejados los siguientes aspectos: a) Nombre botánico y comercial de la madera tratada b) Volumen de madera tratada. c) Contenido de Cromo, Cobre y Arsénico que posee la madera al ser entregada d) Método de Análisis e) Equipamiento a utilizar.

15894924_1823999654522185_6439585510461337780_n